Adjuntamos una sentencia del Tribunal Supremo que declara la nulidad de cláusula suelo de personas físicas actuando como profesionales y por tanto no consumidores.

La sentencia fundamenta su decisión en la falta de transparencia formal. Además pone de manifiesto la imposibilidad de analizar la falta de transparencia material. Los demandantes son profesionales, que hipotecan un local para su uso profesional como farmacéuticos. Y se subrogan en una hipoteca pre-existente (que tenía una cláusula suelo).

El Tribunal declara la abusividad y nulidad de la cláusula suelo porque en la subrogación no aparece dicha cláusula en ningún momento, ni en la escritura ni en las conversaciones con el banco.

Ya publicamos dos sentencias (aqui y aqui) con respecto nulidad de cláusula suelo a no consumidores, que puedes ver a continuación:

Y con respecto a las subrogaciones de hipoteca, el Supremo ya se pronunció sobre cuando declarar la nulidad de la cláusula suelo también, aqui.

Puedes ver una amplia selección de jurisprudencia sobre cláusulas abusivas aquí.

Descargar sentencia en PDF